ENTRO DE ATENCIÓN Y CAPACITACIÓN PARA NIÑOS y NIÑAS HUÉRFANOS/AS CON DEFICIENCIAS VISUALES.

 

CONTIGO PARA SIEMPRE – año 2020

 

1.- INTRODUCCIÓN

A finales de los 70, los expertos aconsejaron a los dirigentes de China el control de la natalidad del país. Esto supuso el comienzo de la política de un solo hijo por familia, y como consecuencia, cientos de miles de bebés, sobre todo de sexo femenino, fueron abandonados por sus padres. Las habitaciones de la muerte es uno de los reportajes más emblemáticos de Documentos TV, en el que los reporteros llegan a grabar en el interior de los orfanatos de China con cámaras ocultas, y que muestra cómo los pequeños permanecían sin ser atendidos durante largos períodos de tiempo atados a sus sillas de bambú, o yacían extenuados bajo sábanas mugrientas. Las cámaras consiguieron llegar hasta las habitaciones donde se dejaban abandonadas a las niñas cuando se consideraba que estaban demasiado enfermas.
El reportaje, grabado en 1995, desató un escándalo sin precedentes. El gobierno chino siempre se negó a reconocer la realidad de sus orfanatos, pero gracias a su difusión mundial, una ola de solidaridad recorrió el mundo, y numerosas familias decidieron adoptar a uno de esos niños abandonados. Gracias a este reportaje, muchos de esos niños hoy en día están vivos.
El proyecto que presentamos tiene como objetivo crear un centro de atención y capacitación para niños y niñas con deficiencias visuales dentro del orfanato de Jiaozuo, a través de un acuerdo de colaboración entre AFAC y la contraparte, la ONG Bethel China, con el orfanato local.
La ciudad pertenece a la provincia de Henan, tiene una población de 3.455.000 habitantes y un área total de 4.071 km cuadrados, Jiaozuo se encuentra situada en la orilla norte del río Amarillo.
El orfanato, fundado en 1964, se ubica en la ciudad de Jiaozuo, distrito de Gao Xin, a unas 2 horas por carretera de Zhengzhou, la capital de la provincia de Henan, y sirve de hogar a niños y también personas mayores. Es habitual en China que los ancianos sin recursos compartan espacios con los niños huérfanos, aunque cada vez más en las nuevas instalaciones se intenta tener separados a los adultos de los menores.
En el año 2002 se trasladaron a una nueva instalación situada en la zona de alta tecnología de la ciudad, al norte de la Universidad Politécnica de Henan.
El orfanato tiene aproximadamente 300 niños y no cuenta con escuela en sus instalaciones. La mayoría de los niños ya sea por dificultades cognitivas o de movilidad, no van a la escuela.

El orfanato no tiene profesores/as para estas necesidades. Queremos establecer dos clases, una para niños/as pequeños/as y una para niños/as mayores. Los niños mayores con discapacidades más importantes recibirán clases para aprender a vivir independientemente dentro de sus capacidades, (vestirse, comer, ir al baño) y así depender menos de las cuidadoras, además de aprender a hacer manualidades y diferentes tareas. Habrá un gran énfasis en la terapia ocupacional y la fisioterapia.

2.- OBJETIVOS ESPECÍFICOS.

Capacitar a niños y niñas con deficiencias visuales con las habilidades básicas para aprender a vivir de manera independiente dentro del orfanato y prepararlos para el momento en el que salgan fuera del mismo. Fortalecer la autoestima de los y las beneficiarios/as y su calidad de vida. Atender, de manera urgente, a los y las beneficiarios/as con deficiencias cognitivas severas e hidrocefalias, que necesitan de medicación diaria para controlar los síntomas de sus enfermedades.

3.- BENEFICIARIOS DEL PROYECTO EN 2020.

2020 ha sido un año muy duro para todos debido la pandemia, y queremos destacar la dureza de estos meses de confinamiento para los niños del centro “Contigo para siempre”.
En estos momentos en el centro tenemos nueve niños, aunque llegamos a tener diez.
Los menores del proyecto, en general, suelen ser ciegos o con deficiencias visuales importantes y ninguno es operable. Además, sufren de epilepsia, parálisis cerebral, autismo, deficiencias cognitivas severas e hidrocefalia.

  • Zi Yi, nacida el 3 de septiembre 2008
  • Kai Yuan, nacido el 10 enero 2013
  • Guo Xian, nacido el 1 mayo 2007
  • Jia Bao, nacido el 31 mayo 2011
  • Mu Chen, 7 años (no se nos ha facilitado fecha de nacimiento)
  • Wan Qiu –7 años (no se nos ha facilitado fecha de nacimiento)
  • Fu Ming, nacido el 1 julio 2001
  • Chen Qing, nacida el 27 de junio de 2017
  • Dong Qiang, nacido el 29 noviembre 2004
  • Wei Tao, nacido el 4 marzo 2008 (fallecido en julio 2020)

3.1.- Informes de los niños

Desde que han llegado al proyecto, todos los niños han mejorado mucho y se les ve felices. Se ve claramente que estos niños cuentan con el cariño de las profesoras y cuidadoras y en general, en la sala donde hacen clase se sienten mucho más seguros.
Cabe destacar que hay mucha diferencia entre los niños que están en nuestro programa respecto a los niños que no lo están. Los niños que están con nosotros tienen una mejor higiene, vestuario, están más estimulados (mejor aprendizaje) y, sobre todo, tienen mucho cariño. Todos nuestros niños, en general, han mejorado notablemente.

Ziyi

Ziyi es una hermosa niña de 12 años a la que le encanta vestirse con bonitos vestidos e ir muy bien peinada. Ella siempre sonríe y se le iluminan sus ojos cuando sus cuidadoras le dicen lo bonita que es. Ella percibe algo de luz, por lo que le encanta pasar tiempo al aire libre bajo el Sol. A pesar de las dificultades de este año, Zi Yi ha avanzado mucho y en el centro admiran mucho su fuerza de voluntad y su coraje. Recordemos que cuando llegó al centro no caminaba y no se podía comunicar. Ha mejorado muchísimo su capacidad para usar el lenguaje de signos (ya en 2019 su avance fue espectacular) y sigue siendo capaz de orientarse y caminar sola por todo el centro.
En los últimos meses se ha visto que está un poco más débil y sufre mucha pérdida de cabello. Es por eso por lo que se ha empezado a reforzar su nutrición y a animarla a hacer más ejercicio. Ahora sale más a caminar y hace paseos cortos. Ella siempre ha sido muy tímida, pero es muy cariñosa y le encanta abrazar. Sigue teniendo mucha conexión con una niñera en particular y le encanta jugar con ella.

 

 

Kaiyuan

Kai Yuan es un niño de 7 años muy guapo, sus cuidadoras están encantadas de su sonrisa tan dulce. Él está muy apegado a su niñera y en cuanto escucha su voz se le ilumina la cara. Sonríe cada vez que ella lo abraza o cuando están juntos en clase.
Tiene muchas cosquillas y adora que se las hagan. En cuanto esto ocurre ríe muy fuerte y se puede escuchar el sonido de su risa a través del aula. Tiene parálisis cerebral, lo que limita su movilidad. El orfanato ha dispuesto que tenga una terapia física intensiva para aumentar la movilidad de sus extremidades. Durante los meses de confinamiento, a principios de año, Kai Yuan no pudo asistir a fisioterapia lo que hizo que aumentara la rigidez de sus músculos.
Una vez acabada la cuarentena, Kai Yuan ha estado trabajando muy duro y ha progresado muchísimo. Sigue trabajando con el aprendizaje del lenguaje de signos. Le encanta escuchar música y balbucear “mamá” durante todo el día.

 

 

Guo Xian

Guo Xian es un niño de 13 años muy divertido y animado. Siempre tiene muy buen humor y una gran sonrisa en su rostro. Le encanta la actividad física como por ejemplo correr, bailar botar la pelota en terapia. Cuando se le pone música, empieza a bailar y contagia a las cuidadoras su energía, algunas no pueden evitar ponerse a bailar con él.
Le gusta mucho salir a jugar, sobre todo en los columpios. Puede columpiarse solo y le encanta cuando el sol acaricia su bello rostro. Él continúa progresando muchísimo en sus actividades de motricidad fina: le encanta ensartar cuentas y empujar clavijas. Es muy abierto y amigable, y es feliz cuando conoce a gente nueva. A pesar de ser ciego, se orienta muy bien y puede moverse solo por todo el centro.
Así mismo, puede comer solo. Estas dos habilidades las ha aprendido en nuestro centro “Contigo para Siempre” de lo que nos sentimos especialmente orgullosos. El tiempo de cuarentena fue muy duro para todos los niños, Guo Xian lo llevó medianamente bien y no ha olvidado ninguna de las habilidades que se le habían enseñado.

 

 

Jia Bao

Jia Bao es un niño muy dulce de 9 años que ha progresado mucho desde que empezó el programa en Jiaozuo. Se rompió la cadera, y ha estado aprendiendo a caminar de nuevo. Aunque al principio el aprendizaje fue muy lento, ahora ya puede andar grandes distancias con su andador. Se espera que en 2021 pueda hacer el paso de dejar el andador y ya empezar a andar de manera independiente. Le encanta la música, así que si no hay música en el aula él tararea su propia melodía. Tiene algunas canciones que ha inventado, y que le gustan especialmente, así que suele tararearlas con cierta frecuencia. Durante el tiempo de cuarentena Jia Bao empezó a comer demasiado rápido, un indicativo más de la ansiedad que estos pequeños han vivido durante el confinamiento. Ahora se está trabajando con él para que coma más poco a poco y así no le duela tanto el estómago. Cuando no lo consigue, acaba con dolor de estómago y malhumor. El día que consigue comer más lentamente y comidas más pequeñas varias veces al día, se encuentra mejor y vuelve a ser el niño feliz y risueño de siempre. Sus cuidadoras lo adoran.

 

Mu Chen

Es un niño de 7 años muy dulce, curioso y reflexivo. Cuando llegó al Centro, era un niño muy serio y apenas sonreía. Poco a poco se ha ido ganando la confianza de sus cuidadoras y ahora cada vez sonríe más. Tiene mucho apego a uno de sus maestros, con lo que cuando está con él sonríe con mucha más frecuencia. Le encanta ayudar a sus compañeros, es un niño muy servicial. Así que ayuda a los demás cuando van caminando solos o incluso ayuda en pequeñas tareas del Centro. Desde que ha llegado al centro ha aprendido mucho, ahora se viste solo, se pone los calcetines y los zapatos y ya come solo. Otra de las cosas que ha aprendido es pedir cuando necesita ir al baño, así alguien puede ir a ayudarle. Este pequeño Tiene labio leporino unilateral y fisura palatina de grado tres. Así mismo tiene una discapacidad visual menor. Ya ha sido operado varias veces para corregir el paladar hendido, pero aún no come bien y sigue sin hablar. Uno de los objetivos para 2021 es que el pequeño Mu Chen pueda ir al baño totalmente solo y que empiece a utilizar el lenguaje de signos a fin de facilitar su comunicación con las cuidadoras y maestros/as.

 

 

Wan Qiu

Es una pequeña de 7 años muy divertida. Esta pequeña llegó al centro muy débil y desnutrida, y con grandes problemas para comer alimentos sólidos. Ahora no solo ha conseguido comer alimentos sólidos, sino que está llena de energía. Wan Qiu tiene una discapacidad visual. Su juego favorito es tirar una bola de sonido a través del aula e ir a buscarla. Ella se ríe muchísimo mientras corre persiguiendo la pelota. Cuando hace buen tiempo, Wan Qiu sale a jugar al aire libre. Le encanta jugar con el arenero y con los columpios. Ha progresado mucho en sus habilidades comunicativas. Cuando está de buen humor imita los sonidos que hacen su maestra y sus cuidadoras. Ya puede quitarse los zapatos sin ayuda. Unos de los objetivos del 2021 es que pueda ponerse los zapatos y vestirse sola.

 

 

 

 

Fu Ming

Fu Ming es un adolescente de 19 años muy enérgico cuya actividad favorita es hacer botar su pelota en clase de terapia y saltar. Él siempre está lleno de energía y le encanta jugar. Como les pasa a todos los adolescentes tiene un humor muy cambiante, pero cuando está feliz tiene una gran y hermosa sonrisa que tiene cautivadas a todas sus cuidadoras. La cuarentena ha sido especialmente dura para él. Desde que ha regresado a clase, Fu Ming no ha cooperado durante las lecciones. Así que ahora el objetivo es que, poco a poco, vaya recuperando la confianza en sus maestros y cuidadoras a ver si se recupera la conexión de antaño. Ahora se le va reintroduciendo en el horario de clases.

 

 

 

 

Chen Qing

Chen Qing es una hermosa niña de 3 años muy hermosa. Cuando entró al centro estaba muy débil y desnutrida, ahora ha ganado mucho peso y está feliz. Durante la mayor parte de este año, Chen Qing ha estado en un programa especial de fisioterapia a fin de que vaya ganando más fuerza, pero desde el centro se va controlando que la pequeña esté bien cuidada. Las profesoras del proyecto la visitan hasta tres veces al día para asegurarse de que está comiendo bien y comprobar su correcta evolución. Cuando sus cuidadoras van a pasar tiempo con ella se le ilumina la carita, las sigue con la mirada y le encanta que le canten canciones. Después de mucho trabajo, la pequeña ya puede levantar sola la cabeza y va mirando a todos sus compañeros en el aula. Le encanta estar acurrucada y sus cuidadoras son felices de abrazarla.

 

 

 

Dong Qiang

Dong Qiang es un adolescente muy dulce y cariñoso, pero también es un niño con una salud muy frágil. Hay que vigilar que se alimente de manera adecuada, sus niñeras a menudo se quedan hasta tarde e incluso van al orfanato los fines de semana para estar con él. Cuando alguna niñera o profesora, con las que él tiene apego, están cerca él sonríe con su sonrisa abierta y dulce. Le encanta cuando le tocamos la mejilla con el dedo, le parece muy divertido. Durante los meses de confinamiento Dong Qiang se debilitó mucho, así que al finalizar ésta se ha estado añadiendo un suplemento alimenticio a su dieta para ayudarle a ganar peso y que recupere fuerza. Sigue estando cansado la mayor parte del día, pero se continuará con el suplemento durante el 2021.

 

 

 

3.2.- Un dragón en el cielo: WeiTao o “TaoTao”

Wei Tao era un niño precioso de 12 años que está en Bethel desde hace muchos años. Cuando ingresó al programa por primera vez, no podía caminar, alimentarse o incluso vestirse. Gracias a los cuidados del Centro Wei Tao podía hacer todas esas cosas e incluso podía caminar de manera autónoma distancias cortas, como desde el baño hasta el aula o desde el aula hasta el comedor. Le encantaba que lo empujaran en una pequeña moto alrededor del aula o jugar fuera en el arenero. Él siempre se reía cuando sus maestros le ponían arena en sus manos para que se le escurriera entre sus dedos o cuando enterraban sus piernas en la arena.

Este pequeño había progresado enormemente en el lenguaje durante 2019. Como no podía hablar cuando llegó a Bethel, se le enseñó lenguaje de signos y ya podía decir cosas como «comer», «pastel», «gracias», «maestro» y «abrazo». En el proyecto estaban muy orgullosos de él. En el mes de julio recibimos la terrible noticia del fallecimiento de Wei Tao. Parece ser que a principio de mes el pequeño había tenido alguna crisis epiléptica, así que lo retiraron del aula de proyecto a fin de que pudiera descansar. Días después se informó a nuestro contacto en China de que el pequeño, gracias al descanso, se estaba estabilizando. Unos días más tarde, nuestro contacto pidió visitar al pequeño para ver su estado real. Fue en ese momento que se nos comunicó que la noche anterior había tenido una convulsión y había fallecido.
Dicen que los niños chinos tienen un dragón de la guarda, que les protege y les cuida. Cuando los niños mueren, son libres recorriendo los cielos abrazados a su dragón, con el viento soplándoles en la cara y jugando entre las nubes de algodón. Su dragón seguro que lo llevará hasta a las estrellas dejando que estas se escurran entre sus manos como si fueran arena. Estamos desconsolados y siempre llevaremos al pequeño Tao Tao en nuestros corazones.

 

4.- COSTES DEL PROYECTO.

Los costes especificados en la tabla siguiente correspondientes a los seis últimos años del proyecto, incluyendo éste, en concepto de:
Retribuciones de personal
Gastos de suministros y servicios generales
Equipamiento de las aulas
Equipamiento informático
Material de oficina
Comunicación y difusión
Gastos médicos (hospital, medicación)

Año 2015 2016 2017 2018 2019 2020
Importe total destinado 15.960€ 23.566€ 16.000€ 13.100€ 15.300€ 14.500€

 

A esto se debe añadir el envío de ropa al orfanato, de manera periódica, por parte de algunas de las familias de la asociación.

España: 22:53 h. | China: 05:53 h. | Aviso legal